Como todos, he recorrido mucha vida y la mayoría de las veces por el fondo, ese fondo que a veces no se rinde y siempre instalando la pregunta “de fondo” Qué hago!!!

Con el tiempo, me descubrí como una persona de “alto rendimiento” para salir adelante y apasionada por la relación que establece el ser humano con su naturaleza y el ambiente donde decide vivir.

Nací equipada para ser humano en una familia tan típica como la marraqueta y lo que nos tocó vivir, no venía bajo el brazo. La segunda hija después del gran hermano y de alguna forma, la punta de la flecha que se le arrancó al arquero antes de los otros tres, en total somos 5 y todos preciosos.

Soy hija, madre y abuela en la vertical. En las otras direcciones, se expanden todo tipo de vínculos establecidos por la sangre, el sudor y también las lágrimas. Una persona comprometida con la calidad de las experiencias vividas, la intensidad de las emociones y las conciencias adquiridas en el proceso. Esto vale para, las mejores experiencias sufridas, como para aquellas completamente plenas y disfrutables del repertorio.

Tanta humanidad dando vueltas

Al principio, encontré en el Diseño Gráfico la alucinante relación de los imaginarios colectivos con los códigos visuales y el lenguaje. Navegué algunos años como Directora de Arte en las aguas del diseño editorial y del material educativo. En un rumbo inesperado, me encontré con un nuevo principio, la Programación Neurolingüística. Aquí, aparecieron mis ideas de mundo, la relación que establecemos con nosotros mismos, los demás y las inadvertidas emociones. Mi fugaz incursión en el mundo Clown, incorpora el sentido del humor como clave para el reconocimiento de nuestra propia caricatura. Te puedes reír de ti y… está bien.  Entonces, me embarqué en lo que es hoy mi pasión, acompañar la humanidad del otro, activando su imaginación para funcionar y disfrutar ecológicamente consigo mismo, el entorno y sus circunstancias.

Por años, mi experiencia dando cursos y talleres a cientos de mujeres, a los alumnos del Diplomado de Coaching Neurolingüístico para la Sociedad Chilena de Programación Neurolingüística; me confirman la necesidad de activar la conciencia del lenguaje, como expresión del mundo interno a otros y a nosotros mismos. En sesiones de consultoría directa con ejecutivos, estudiantes y personas que sólo quieren sentirse mejor con sus vidas, aparece el mismo patrón.

Quiero sentirme bien con lo que hago, con cómo lo hago y lo comunico.

Cecilia Mascaró

cecimascaro@gmail.com 

+56 9 744 16 07

© 2018 Cecilia Mascaró

Diseño web por Estudio Animala